avion titular
Volver

¿Qué puede hacer un pasajero afectado por un retraso o una cancelación de vuelo?

Las cancelaciones de Vueling de estos días - que ahondan los tradicionales problemas veraniegos de los aeropuertos españoles – nos invitan a recordar cuales son los derechos que tiene un pasajero en caso de un retraso o una cancelación y sobre todo cómo debemos actuar si nos hemos visto afectados por una de estas incidencias.

 

En primer lugar, debemos intentar gestionar con la aerolínea lo inmediato, es decir, un vuelo alternativo a nuestro destino si es posible así comida, bebida, alojamiento si se requiriera, etc… La compañía está obligada a ello como veremos más adelante.

 

En cambio no hay prisa para solicitar una compensación económica o un reembolso. No es necesario formular la reclamación en el aeropuerto (podemos hacerlo posteriormente desde un ordenador en nuestra casa o con el portátil desde la sala de espera). Hay un plazo de dos años para hacerlo y la mayor parte de las aerolíneas ponen a disposición de los pasajeros direcciones de e-mail o formularios web para presentar la reclamación. Cosa distinta es que contesten o lo hagan adecuadamente pero es importante dar ese primer paso.

 

Para la reclamación por escrito a la aerolínea ReclamacionesAereas.com recomienda conservar toda la documentación que se tenga (billete físico o electrónico, tarjetas de embarque, justificante que nos proporcione la compañía, tickets de comidas, etc…)

 

Veamos ahora los derechos de los pasajeros aéreos  regulados por el Reglamento 261/2004 y que son fundamentalmente los siguientes:

 

1)    Derecho a información: Se refiere a la obligación que tienen todas las compañías aéreas de facilitar a los pasajeros un folleto con sus derechos. Es una de las primeras cosas que podemos hacer en caso de cancelación o retraso de nuestro vuelo. Si disponemos de smartphone, tablet u ordenador portátil también podemos conocerlos rápidamente a través del calculador de derechos .

 

2)    Derecho a atención: El reglamento, en su art. 9, establece la obligatoriedad de facilitar alojamiento, comida y bebida, en la medida que estas sean necesarias. También la posibilidad de realizar dos llamadas de teléfono y transporte entre el alojamiento facilitado y el aeropuerto.

 

3)    Derecho a compensación: Existe derecho a compensación económica en función de la distancia del vuelo y siempre que el retraso en la llegada haya sido superior tres horas. Se calcula en función a la distancia:

 

a.    Menos de 1500 km. à 250 euros por pasajero

b.    Entre 1.500 y 3.500 à 400 euros por pasajero

c.    Más de 3.500 km. à 600 euros por pasajero

 

4)    Derecho a reembolso. Opera únicamente en caso de cancelación de vuelo y siempre que no se haya utilizado un vuelo alternativo ofrecido por las aerolíneas.

  

Es importante recalcar un par de cuestiones.

 

  • El Reglamento europeo 261/2004 es aplicable únicamente en incidencias con:

 

- Aerolíneas comunitarias.

 

- Aerolíneas no comunitarias cuando el trayecto afectado tenga como   destino final un país comunitario.

 

En el resto de caso no aplicaría dicho reglamento y por tanto tampoco esos derechos.

 

  • 2) El derecho a una compensación sólo es exigible cuando el retraso o cancelación del vuelo no se haya debido a una causa extraordinaria como por ejemplo el cierre de un aeropuerto por mal tiempo o una huelga no anunciada. No se considerara causa extraordinaria y por tanto daría derecho a una compensación económica el retraso o cancelación por una avería técnica, rotación de tripulaciones o mala planificación en la operativa de los vuelos.

 

Por tanto, la recomendación que hacemos desde ReclamacionesAereas.com es reclamar siempre y como primer paso a la aerolínea y si ésta no responde, o no lo hace cumpliendo el reglamento, continuar la reclamación por la vía judicial.

 

Por último te recordamos que puedes utilizar nuestro Servicio reKlama sin coste alguno. El Servicio reKlama es un sistema NoWin-NoFee en el que el pasajero sólo paga si se obtiene la compensación y una vez obtenida la misma. Esta fórmula permite que muchas reclamaciones lleguen a buen puerto y no caigan en el olvido para beneficio de las aerolíneas que se ahorran grandes cantidades de dinero con ello.

Comparte esta noticia:
Volver